El bufeo, habitante de los ríos de Bolivia | WWF

El bufeo, habitante de los ríos de Bolivia

Posted on
27 julio 2017


Liderado por WWF Bolivia, un equipo de biólogos bolivianos y colombianos, expertos en delfines de río, navegaron durante cinco días el río Itenez - Guaporé, dentro de un área protegida, para estimar las poblaciones del bufeo boliviano, único mamífero exclusivamente acuático en el país, y conocer su estado de conservación y posibles amenazas. Esta iniciativa fue coordinada con Faunagua, organización boliviana dedicada a la investigación aplicada sobre los recursos del agua, la dirección del Parque Nacional Noel Kempff Mercado, y contó con la importante colaboración de Fundación Omacha, de Colombia.
 
Durante la expedición se recorrieron 270 km del río Iténez, en el extremo norte del departamento de Santa Cruz, entre el Parque Nacional Noel Kempff Mercado y la frontera con los estados brasileños de Mato Grosso y Rondonia. Durante la travesía se registraron 230 delfines de río (Inia boliviensis), hallándose la mayor concentración de bufeos en las más de 25 bahías del parque. “La distribución y número de bufeos es particular para cada río y cada hábitat, y está estrechamente relacionada con el estado de conservación a nivel ecosistémico,” comenta Federico Mosquera, Responsable del Programa Sudamérica de Delfines de Río de la Fundación Omacha. Continúa explicando que el Parque Nacional Noel Kempff Mercado ostenta un sistema de rápidos y de cascadas; y que la tectónica de placas relacionadas con eventos climáticos hacen efectivas las barreras naturales como el escudo brasilero, que determinaron procesos de formación de especies únicas como el bufeo boliviano.
 
Los bufeos han sido habitantes del río durante siglos; sin embargo, la degradación de su hábitat ha contribuido a la disminución de su población; entre las principales amenazas que afecta negativamente la subsistencia de la especie en Bolivia, se destacan la contaminación del río a causa de la minería y agroquímicos y la deforestación, actividad que ocurre con mayor intensidad en su área de distribución.
 
“El bufeo es una especie que entró al ecosistema de agua dulce hace millones de años, colonizando el hábitat ribereño demostrando así su adaptabilidad a las condiciones de los ríos. Una de sus características principales es su sistema de ecolocalización ubicado en su cabeza denominado “melón” cuyo sonido choca con superficies sólidas e identifica lo que tienen al frente; que bien puede ser un cardumen de peces, troncos y otros, pero no pueden identificar redes, motivo por el cual muchas veces quedan atrapados”, afirma Mariana Escobar, bióloga e investigadora de Faunagua, quien también formó parte de la expedición. Una característica particular del bufeo es que tienen la posibilidad de mover el cuello, lo que les permite nadar entre los árboles cuando el bosque se inunda en la época de lluvias, donde incursionan en busca de alimentos.
 
Uno de los aspectos a resaltar fue la capacitación de los expertos científicos a los guardaparques, con quiénes compartieron la metodología y la información sobre los aspectos biológicos de la especie. “Este trabajo colaborativo entre las diferentes instituciones y la capacitación brindada, es importante para continuidad y seguimiento a las investigaciones sobre el bufeo; nos permite comparar resultados y realizar un monitoreo al estado de conservación de la especie y reflexionar sobre las necesidades de proteger los delfines de río a nivel regional. Esta expedición es una de tres que se han desarrollado en la Amazonía, lideradas por las oficinas de WWF en Bolivia, Perú y Colombia”, comentó Jordi Surkin, Director de Conservación de WWF Bolivia.
 
“Este tipo de trabajos permiten aunar esfuerzos tras un objetivo común, compartir información, crear lazos de trabajo y cooperación a nivel Suramérica, generar proyectos y sostenibilidad para la conservación” enfatiza Mariana Escobar. En los próximos meses se presentará el reporte final y oficial de la expedición a las autoridades bolivianas, gobierno, instituciones y sociedad civil para continuar con la conservación de esta especie que habita en Bolivia.
 
El bufeo boliviano fue declarado el 2012 como Patrimonio Natural del Estado Plurinacional de Bolivia a través de una Ley Nacional. Existe un Plan Nacional de Conservación de la especie con líneas estratégicas dedicadas a la investigación y monitoreo, comunicación y educación ambiental, y protección efectiva, entre otras.
 
Para mayor información:
 
Lila Sainz: lsainz@wwfbolivia.org
Bufeo en el río Iténez, Parque Nacional Noel Kempff Mercado
© Crédito: © Fernando Trujillo / Fundación Omacha
Embarcación de la expedición
© Crédito: © Fernando Trujillo / Fundación Omacha
Mapa de la ruta
© Adriana Salinas Mendoza