Se celebra el primer Día Internacional del Jaguar | WWF

Se celebra el primer Día Internacional del Jaguar

Posted on
29 noviembre 2018


Santa Cruz, 29 de noviembre, de 2018.-  Hoy, 29 de Noviembre, se celebra el primer Día Internacional del Jaguar, una fecha para celebrar la existencia de esta especie icónica de las Américas y el importante rol que desempeña contribuyendo a mantener el equilibrio en los ecosistemas. La fecha también fue creada para generar conciencia sobre las amenazas que el jaguar enfrenta, los esfuerzos de conservación que garantizan su supervivencia y su papel como una especie indicadora de un ecosistema saludable – la base para un futuro sustentable para la vida silvestre y la humanidad.

El día se ha instaurado en acuerdo entre representantes gubernamentales de países donde se encuentran poblaciones de jaguares, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y organizaciones como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Wildlife Conservation Society (WCS) y Panthera. Esta conmemoración, forma parte del Plan Jaguar 2030: Plan Regional para la Conservación del Felino más grande del Continente y sus Ecosistemas, un compromiso global para salvar al jaguar, presentado en Sharm El-Sheikh, Egipto durante la 14ª Conferencia de las Partes (COP-14) del Convenio sobre Diversidad Biológica, la semana pasada.

Publicado en un momento crítico para el futuro del gato silvestre más grande de América, el Plan Jaguar 2030, busca fortalecer el llamado Corredor Jaguar, que se extiende desde México hasta Argentina, y que propone asegurar 30 paisajes prioritarios para la conservación de la especie. Esta iniciativa cuenta con un enfoque regional y abrirá un nuevo camino para fortalecer la cooperación internacional y la concientización sobre las iniciativas de protección del jaguar, incluyendo aquellas que mitigan el conflicto con humanos, conectan y protegen los hábitats del felino, y estimulan oportunidades de desarrollo sustentable, como el ecoturismo, apoyando el bienestar de las comunidades locales y pueblos indígenas que coexisten con él.
 
Hablando sobre el Plan, el Director Ejecutivo de Ciencias de la Conservación de Panthera, el Dr. Howard Quigley, declaró: “Este día es verdaderamente histórico para el futuro del jaguar. El Plan Jaguar 2030 le da nueva vida al mundo de la conservación de este felino, aportando una verdadera visión y soluciones reales para que el mundo proteja a esta especie icónica y ecológicamente esencial, mientras crea oportunidades económicas tremendas y un futuro sustentable para todos. En particular, a medida que surgen nuevas amenazas para la especie, este tipo de compromiso global resalta la necesidad de mantener la conservación de jaguar en la mira, que suele pasarse por alto”.
 
El jaguar (Panthera onca) es el felino más grande y más icónico en las Américas y el tercer felino más grande entre los gatos grandes en el mundo, pese a esto, sus poblaciones están en declive. El 50% del rango original de la especie se ha perdido y en dos países, El Salvador y Uruguay, ya está extinto. Sus poblaciones están disminuyendo debido a la caza ilegal, el conflicto humano-jaguar y la pérdida y fragmentación de su hábitat.
La conservación de las poblaciones de jaguar es de alta importancia para la región dado que el jaguar está en la cúspide de la cadena trófica, siendo el mayor depredador terrestre de América. Debido a su requerimiento vital de grandes extensiones de terreno con diferentes tipos de hábitats se lo considera una especie paraguas porque si se garantiza su conservación en una región, en consecuencia, se protege una gran cantidad de especies menores con las que coexiste, y como consecuencia, se garantizan la permanencia de las funciones de los ecosistemas en los que está presente.

En Bolivia, al igual que en otros países de la región, la especie también enfrenta amenazas.
 
Aunque en Bolivia los registros de poblaciones de jaguares recientes muestran que todavía cubren gran parte de su distribución histórica en el país, se considera que esta situación podría cambiar drásticamente en los siguientes años. Como en otras partes del continente, los hábitats y las poblaciones de jaguar están cada vez más amenazadas por proyectos productivos y de desarrollo que no consideran aspectos de sustentabilidad ambiental, y por una demanda creciente e ilegal por piezas de jaguar.
 
Las poblaciones de jaguares han sido reducidas  de las zonas cercanas a las principales ciudades y carreteras, particularmente en Santa Cruz, donde actividades agropecuarias intensivas e industriales mal planificadas han eliminado la mayor parte de los bosques nativos donde estos vivían.
 
Acerca de WWF
 
WWF es una de las organizaciones independientes de conservación más grandes y con mayor experiencia en el mundo. WWF nació en 1961 y es conocida por el símbolo del panda. Cuenta con una red mundial que trabaja en más de 100 países. Su misión es detener la degradación del ambiente natural del planeta y construir un futuro en el que los seres humanos vivan en armonía con la naturaleza, conservando la diversidad biológica mundial, asegurando que el uso de los recursos naturales renovables sea sostenible y promoviendo la reducción de la contaminación y del consumo excesivo.
 
En Bolivia, está presente desde 1992, en las principales ciudades del país y en regiones de la Amazonía, Cerrado – Pantanal y Chaco, donde implementa cuatro programas principales que forman parte de su Plan Estratégico Institucional: Agua, Bosques, Producción y mercados responsables y Sociedades Sostenibles, integrando enfoques de mitigación y adaptación al cambio climático.
 
Para mayor información:
Andrea Cabrera Ovando
Oficial de Comunicación y Marketing - WWF Bolivia: acabrera@wwfbolivia.org