Por qué es importante | WWF

Por qué es importante



 Más del 60% de los ríos del mundo han sido fragmentados por represas, que interrumpen los flujos naturales de los cursos de agua e interrumpen las corrientes de sedimentos. Esto aumenta el riesgo de inundaciones y dificulta la navegación.

Las represas también pueden degradar la calidad del agua a través del aumento de la salinidad, la descomposición de la materia orgánica o los lixiviados de mercurio del suelo, haciendo el agua inservible para el consumo humano y el riego. Las represas, también pueden impedir que los peces migratorios lleguen a sus lugares de desove y alimentación, lo que contribuye a la pérdida permanente de especies de peces de agua dulce.

 

Represas: ¿la verdadera solución?

 Más de 45.000 grandes represas se encuentran funcionando actualmente en todo el mundo. Y más están siendo construidas para abastecer la demanda de agua potable, riego de la tierra, producción de energía hidroeléctrica, y prevenir inundaciones.
 
Sin embargo, hoy:
  • Más de mil millones de personas no tienen acceso al agua potable.
  • Más del doble de ese número carecen de saneamiento básico.
  • Dos mil millones de personas no tienen acceso a la electricidad.

Para el año 2050, al menos 1 de cada 4 personas vivirán en un país afectado por la escasez de agua.