Conservación y gestión territorial | WWF

Conservación y gestión territorial



 rel=
© Daniel Alarcón / WWF
WWF trabaja para consolidar una red mundial de áreas protegidas representativas, bien gestionadas; que aseguren nuestros resultados de conservación.
 
Las áreas protegidas son una de las herramientas más eficaces para la conservación de especies y hábitats naturales, además de contribuir al bienestar de las comunidades y de la sociedad en general.
 
El mayor reto de conservación para Bolivia es mantener sus recursos naturales sanos y bajo aprovechamiento sostenible.  Las oportunidades de conservación son numerosas y nuestra organización tiene mucho que ofrecer al país.
 
En este escenario, las áreas protegidas pueden ayudar a garantizar el suministro de agua dulce, alimentos, reducir la pobreza y los impactos de los desastres naturales.
 
Con nuestros socios, buscamos estar a la vanguardia de todos los aspectos del trabajo de áreas protegidas - desde la planificación, la consolidación, la administración y la gestión de financiamiento sostenible; buscando incidir en políticas que garanticen beneficios para las personas.
 

Nuestra visión

 Una red global de áreas protegidas ecológicamente representativas, eficazmente gestionadas y sosteniblemente financiadas que:
 
  • Mantenga la biodiversidad y los recursos naturales a través de ecosistemas íntegros.
  • Ayude a reducir la pobreza.
  • Proporcione funciones ecosistémicas y resiliencia a largo plazo al cambio climático.
  • Proteja las culturas y comunidades amenazadas.
  • Brinde espacio tanto para la vida silvestre como para las personas.

Las áreas protegidas constituyen espacios geográficos naturales declarados bajo protección del Estado, con el propósito de proteger y conservar la flora y fauna silvestre, recursos genéticos, ecosistemas naturales, cuencas hidrográficas y valores de interés científico, estético, histórico, económico y social.