El rol de las comunidades indígenas en la conservación de recursos forestales en Bolivia | WWF

El rol de las comunidades indígenas en la conservación de recursos forestales en Bolivia

Posted on
26 abril 2021


Santa Cruz, 26 de abril de 2020.- Las comunidades indígenas juegan un rol protagónico en la conservación y la gestión de los recursos forestales en Bolivia. El saneamiento de tierras ha otorgado extensas superficies de suelo con cobertura forestal a favor de los pueblos originarios.

Los territorios indígenas comprenden en su interior a comunidades indígenas originarias que, en muchos casos, habitan en sus proximidades y tienen dependencia del territorio, espacio que utilizan para satisfacer sus necesidades esenciales de subsistencia, principalmente del bosque y de la agricultura de subsistencia familiar.

Los pueblos indígenas son conocedores y defensores del bosque y de la riqueza integral de los recursos ecosistémicos. Sin embargo, la postergación económica y social, y el estancamiento en la cadena de valor de la madera, ponen en alto grado de vulnerabilidad a las comunidades, ante la presión de agentes externos que promueven la explotación selectiva de maderas duras en forma esporádica, siendo una amenaza latente que da origen a la actividad ilegal de la madera. Entonces, si las comunidades cuentan con bosques manejados o no, surge la inquietud de indagar acerca el conocimiento que tienen para administrarla cumpliendo la normativa vigente.

En este contexto, WWF-Bolivia entrevistó a miembros de las Organizaciones Forestales Comunitarias (OFC) en el TIOC Monteverde, para establecer una línea base acerca del nivel de conocimiento de la Ley, su capacidad de vigilancia y control y la articulación que desarrollan con las autoridades de gobierno para comunicar y gestionar acerca las amenazas observadas como la explotación de madera, deforestación y los incendios forestales.

En el territorio Monteverde, habitan un total de 52 comunidades indígenas, de las cuales 32 cuentan con planes de manejo forestal. Estos registros dan una buena señal inicial acerca la capacidad adaptativa y el cumplimiento de la normativa que tienen las comunidades en la actualidad. Muchas de ellas, buscan consolidar el buen desempeño de la gestión forestal comunal, a través de la certificación nacional que otorga incentivos reales.

Los resultados iniciales de las entrevistas confirmaron que los pobladores tienen un alto nivel de conocimiento y cumplimiento de la Ley Forestal, además que reconocen a la Autoridad de Control Social de Bosques y Tierra (ABT) como la instancia pública que regula, controla y fiscaliza los recursos forestales.

En la comunidad, la OFC desarrolla sus funciones conectadas al marco normativo de la Ley, solicita los derechos forestales, administra el manejo forestal, planifica la gestión anual, negocia la madera, realiza seguimiento a la empresa compradora, se relaciona de manera institucional y gestiona los recursos económicos provenientes del manejo forestal con la comunidad indígena.