Mini Cumbre Estudiantil reunió a más de 125 niños, niñas y docentes para hablar sobre el cuidado del agua

Posted on
09 noviembre 2021


Santa Cruz, Bolivia (octubre de 2021). - El pasado jueves 14 de octubre se llevó a cabo la Mini Cumbre Estudiantil del Agua, en el marco del proyecto “La Niñez, Agente de la Nueva Cultura del Agua”, con la participación de más de 125 personas -estudiantes, docentes y directores- de 33 Unidades Educativas del Distrito de Tiquipaya, de la ciudad de Cochabamba, para sensibilizar a los participantes sobre la importancia del cuidado del agua en el ámbito social, pedagógico y cultural.

El objetivo del evento se centró en generar compromisos y proponer acciones para contribuir a los acuerdos sociales sobre la conservación de fuentes de agua y la gestión de riesgos en la vertiente sur del Parque Nacional Tunari. Como resultado del evento se obtuvo un documento de los acuerdos sociales a través de la mirada de jóvenes estudiantes, futuros custodios del agua en la zona.
 
Los protagonistas del evento fueron los niños y niñas de las escuelas quienes sensibilizaron a los participantes sobre la importancia del cuidado del agua, identificando, además, propuestas para emprender acciones conjuntas, como la “Ruta del Agua”.
 
La gestión del agua no depende solamente de los recursos naturales, tecnológicos y de infraestructura, sino también, de los procesos sociales, educativos y culturales. Esto supone impulsar a las personas a modificar su propia cultura del agua, sus técnicas de cultivo, y las prácticas de manejo de suelo y de agua. El trabajo con las unidades educativas nos permite que estos aprendizajes sean sostenibles, ya que se aplican en base a los saberes y costumbres de las comunidades, que son las primeras protectoras del agua”, mencionó María del Carmen Carreras, coordinadora del proyecto.
 
El proyecto “La Niñez, Agente de la Nueva Cultura del Agua”, fue implementado por WWF desde el 2019 con la escuela de Laphia -ubicada en la Cuenca Thola Pujru-. Las experiencias obtenidas, sobre la gestión comunitaria y productiva del agua, fueron replicadas en cuatro establecimientos educativos: Totora, Link’upata Alto, Link´upata Valle y Titiri-Dionicio Morales. El proyecto ha propiciado espacios prácticos junto a maestros que permitieron a la niñez aprender sobre la protección y conservación de fuentes de agua, se establecieron espacios de aprendizaje a través de la construcción de depósitos circulares de agua, agroforestería en huertos escolares, revalorización de saberes ancestrales por medio de juegos didácticos, reforestación y establecimiento de una carpa solar en la zona andina.