What would you like to search for?

LA HORA DEL PLANETA
© Patricia López / WWF-Bolivia
¿Qué es la Hora del Planeta?

La Hora del Planeta de WWF es un movimiento ambiental global, cuyo objetivo es inspirar y empoderar a individuos, empresas, organizaciones de la sociedad civil y gobiernos para que tomen medidas tangibles por el planeta. Ha pasado de ser un evento simbólico de “apagar las luces” en Sydney en 2007 a uno de los movimientos de base más grandes del mundo por el medio ambiente que abarca más de 7.000 ciudades y más de 190 países. Ahora en su decimosexto año, el evento de apagado de luces de una hora sigue siendo el símbolo de un compromiso más amplio con la salud del planeta.

HISTORIA DE LA HORA DEL PLANETA
2007
Todo comenzó el sábado 31 de marzo de 2007. En la primera "Hora del Planeta" del mundo en Sídney, Australia, más de 2,2 millones de personas apagaron las luces durante una hora para mostrarle a un gobierno escéptico sobre el clima que la gente estaba preocupada por el cambio climático.
2009
La Hora del Planeta rompió todos los récords de participación masiva y estaba en camino de convertirse en uno de los movimientos de base más grandes del mundo por el medio ambiente.
2010
La Hora del Planeta trajo una petición de acción climática de 1 millón de personas a la conferencia de Cambio Climático de la ONU (COP 15) en Copenhague, Dinamarca, simbolizando la creciente demanda de la gente de ser escuchada sobre temas ambientales.
2012
Como parte de la campaña "I WILL IF YOU WILL" de La Hora del Planeta, una petición dirigida por WWF-Rusia generó más de 122.000 firmas y dio como resultado la protección de los mares de Rusia: la primera ley impulsada por personas que se activará con La Hora del Planeta.
2013
WWF-Uganda aseguró 2.700 hectáreas de tierra para establecer el primer bosque de La Hora del Planeta.

La Hora del Planeta también contribuyó a la creación del área marina protegida más grande de Argentina, el Banco Namuncurá (Burdwood Bank) de 3,4 millones de hectáreas, triplicando el área de aguas protegidas del país. Ambos demuestran el poder de las personas para impulsar cambios tangibles.
2014
Luego de una exitosa campaña de La Hora del Planeta, las Islas Galápagos, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, se convirtió en la primera provincia de Ecuador en prohibir las bolsas de plástico y otros envases desechables.
2016
La campaña La Hora del Planeta de WWF-España llevó a 50.000 ciudadanos a instar al gobierno español a eliminar gradualmente los combustibles fósiles y hacer la transición a las energías renovables para cumplir con sus compromisos climáticos en virtud del Acuerdo de París.
2018
En la Polinesia Francesa, La Hora del Planeta ayudó a inspirar la presión pública que llevó a que 5 millones de kilómetros cuadrados de su Zona Económica Exclusiva en el Pacífico Sur se clasificaran como Área Marina Administrada, lo que ayudó a preservar ecosistemas marinos vitales para las generaciones presentes y futuras.
2020
En medio de la crisis de salud global de COVID-19, la Hora del Planeta vio a personas de 190 países y territorios participar en el primer evento completamente digital desde sus hogares.
2021
Si bien todavía enfrentan las restricciones de COVID-19 en muchos países, las personas en 192 países y territorios, que batieron récords, se unieron digitalmente para defender la naturaleza más fuerte que nunca. Todos fueron invitados a participar en el primer "Earth Hour Virtual Spotlight"; al compartir un video que destacó la conexión entre la pérdida de la naturaleza, el cambio climático y el aumento de las pandemias, las personas ayudaron a crear un momento en línea imperdible similar a los eventos físicos de apagado de luces.
2022
Mientras el mundo lidia con la pandemia saliente, las guerras y el malestar social, los desastres naturales y más, La Hora del Planeta 2022 ofreció una oportunidad para unirse, mostrar solidaridad entre nosotros y con el hogar que todos compartimos, y pedir un lugar más seguro, justo y solidario. futuro más sostenible para todos.
¿Por qué el planeta necesita que actuemos ahora?

Está claro que sin ecosistemas saludables tanto la vida humana como la no humana estarán en peligro. Debemos actuar ahora para detener y revertir la pérdida de la naturaleza y estabilizar el clima para evitar consecuencias peligrosas para el futuro de la humanidad y toda la vida en la Tierra. Una crisis ecológica es también una crisis humanitaria, exacerbando la desigualdad y siendo los grupos más vulnerables los primeros en ser afectados.

2022 está destinado a ser un año crítico para el futuro de nuestro planeta. Aunque la evidencia de la crisis ambiental y el deseo de cambio se fortalece día a día, esto aún tiene que traducirse en la acción necesaria. Después de la conferencia climática COP26 a fines de 2021, este año, los líderes mundiales tomarán decisiones políticas igualmente importantes y clave sobre la naturaleza. Estas decisiones afectarán la salud de nuestro planeta y nuestro propio futuro en las próximas décadas.

¿Qué podemos hacer?

Nuestro planeta está en riesgo, pero aún podemos salvarlo.

La Hora del Planeta de WWF es una oportunidad única para unirte a millones de personas y miles de empresas, organizaciones y ciudades en todo el mundo para movilizarnos juntos por la naturaleza y la biodiversidad. Ayúdanos a mostrarle al mundo que tú, tu familia, tu comunidad, tu municipio, tu empresa, tu universidad, tu organización, se preocupan por los desafíos que enfrenta nuestro planeta y quieren un futuro en el que tanto las personas como la naturaleza puedan vivir en armonía.
 
Celebremos juntos el rol que la naturaleza tiene en nuestras vidas y reflexionemos sobre el mundo al que aspiramos. Aquí te proponemos algunas actividades:

Súmate a la comunidad de la Hora del Planeta. En febrero y marzo tendremos reuniones virtuales para informar sobre las actividades y los siguientes pasos.

Lidera acciones por la naturaleza durante la semana de la Hora del Planeta. Por ejemplo, la restauración de áreas naturales, limpiezas de espacios naturales urbanos, acciones de sensibilización en puntos estratégicos, etc.

Aprovecha los espacios digitales e informativos con los que cuenta tu institución y difunde los mensajes de la Hora del Planeta entre tus públicos, con tus socios y proveedores. Tendremos un kit disponible para compartirlo contigo.

El 2022 damos la bienvenida al regreso de eventos presenciales. Forma parte del circuito de micro eventos organizados para la Hora del Planeta 2022. Organiza una actividad para el 26 de marzo y comparte con nosotros los detalles para ser parte del cronograma oficial.

Gestiona el apagado de las luces no esenciales de tu institución. El apagado de luces se realiza de 20:30 a 21:30 del 26 de marzo. Los municipios y gobernaciones pueden gestionar el apagado de edificios icónicos en las ciudades. Las empresas y universidades pueden organizar apagados simbólicos junto a su staff o comunidad educativa.

Puedes sumar a tu carrera o curso y participar de los talleres de la Hora del Planeta. Los estudiantes podrán conocer más sobre la importancia de proteger a la naturaleza. Solicita al equipo de WWF ser parte del cronograma de talleres.

Participa de la semana consciente y empieza dando el ejemplo. Recuerda que la Hora del Planeta no se trata sólo de apagar las luces por una hora, se trata de hacer un compromiso personal, para tener una vida más consciente, respetando la naturaleza, usando los recursos como el agua y la energía de manera responsable, evitando el desperdicio de alimentos, reduciendo nuestro consumo de plásticos de un solo uso, comprando de manera más sostenible, entre otros.

WWF
Así se vivió la Hora del Planeta 2022 en Bolivia:
Nuestras actividades 2022
© Mario Cerezo / WWF-Bolivia