Especies1 | WWF

El Bufeo boliviano, también llamado “Delfín de río” o “Delfín rosado”, es un animal acuático que vive en los ríos de la Amazonia boliviana. El bufeo es uno de los más grandes delfines de río y ha sido declarado Patrimonio Natural del Estado Plurinacional de Bolivia.

El bufeo habita las cuencas y subcuencas de los ríos: Madera, Mamoré, Iténez y Abuná, ubicados en los departamentos de: Cochabamba, Beni, Santa Cruz, Pando y el norte de La Paz.

El bufeo se encuentra vulnerable a la extinción pues sus poblaciones son amenazadas por las actividades que destruyen el hábitat acuático en el que vive.

El Jaguar es el felino más grande de América, vive en casi todo el continente, desde el este de los Estados Unidos hasta las selvas tropicales de Sudamericana. En Bolivia vive en los montes de Cochabamba, Chuquisaca, La Paz, Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija.

Las amenazas a su conservación están relacionadas principalmente con la destrucción y deforestación de su hábitat y con la disminución de las presas con las que se alimenta. En la actualidad, el jaguar se encuentra en categoría vulnerable a la extinción, el número de ejemplares ha disminuido de manera dramática. El comercio de su piel, la caza deportiva, la deforestación, la expansión de los cultivos y de la actividad ganadera, que amenazan los espacios naturales donde el jaguar se alimenta y caza, ponen en serio riesgo la vida y sobrevivencia de esta importante especie.

El Oso Jucumari u oso andino es también conocido como “oso de anteojos”, por las manchas blancas alrededor de sus ojos que hace parecer que lleva puestos unas singulares gafas. El jucumari desciende de los osos que cruzaron del Asia a América del Norte, hace más de dos millones de años. 

Vive en la región de la Cordillera de los Andes, entre los 1.800 a 3.800 metros sobre el nivel del mar. El Jucumari prefiere los bosques húmedos fríos y nublados, pero cuando la comida es escaza, puede descender hasta zonas más bajas.

En nuestro país, se lo encuentra al este de la Cordillera Oriental, a lo largo de los bosques de ceja de montaña, páramos húmedos y bosques montañosos, en los departamentos de La Paz, Beni, Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija.

El Ciervo del Pantano es la especie de cérvido más grande en Sudamérica. Se encuentra en Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina. 

El ciervo del pantano vive en los humedales (áreas de inundación permanente y estacional), en las lagunas, arroyos y ríos rodeados de montes o selva. Los encontramos en la zona del Pantanal en Santa Cruz y en las pampas del Beni y norte del departamento de La Paz.

El ciervo del pantano se encuentra en la categoría de Vulnerable a la extinción, es decir que la pérdida de hábitat está afectando seriamente su población. Su mayor enemigo es el ser humano, que los caza para llevarse su cornamenta como trofeo o por su carne.

La londra es la nutria más grande del mundo y es inconfundible por su gran tamaño. Es un animal ruidoso y puede emitir una gran variedad de sonidos o vocalizaciones. Tiene muy buena vista, lo que le ayuda a localizar a sus presas.

La londra habita en diferentes tipos de sistemas acuáticos: ríos, arroyos, bahías, pantanos, lagunas meándricas y lagunas tectónicas. En Bolivia, se identificaron tres áreas consideradas como “bastiones” o áreas de mucha importancia para la conservación de esta especie, estas áreas son: La cuenca del río Iténez, que se cree alberga una de las poblaciones más grandes de londras en América del Sur; en esta cuenca las londras habitan principalmente los ríos: Iténez, Paraguá, Verde, San Martín, Negro y San Simón entre los más importantes.

El pantanal boliviano, sobre los ríos Curiche grande, El Encanto, Paraguay, Negro y laguna La Gaiba y Cáceres, donde se pueden observar grupos de londras.

La paraba Jacinto, más conocida como paraba azul, es la paraba de mayor tamaño en el mundo. Esta se ha convertido en una especie emblemática de San Matías, donde puede ser fácilmente observada tanto en los bosques naturales, como cerca de las estancias que se encuentran en la región. 
 
Esta especie de ave, de color azul intenso habita únicamente en la ecoregión del Pantanal y en Bolivia vive resguardada dentro del área protegida San Matías, donde en los últimos años, gracias al esfuerzo conjunto de actores locales como pobladores de comunidades, estancieros privados, guardaparques y científicos, ha logrado aumentar el número de sus poblaciones.