La naturaleza está contratando | WWF

La naturaleza está contratando

Posted on
27 octubre 2020


Un nuevo informe insta a los legisladores a explorar urgentemente el potencial de las soluciones basadas en la naturaleza y a buscar integrarlas en sus respuestas al COVID-19, escribe Maikel Lieuw-Kie-Song de la OIT y Vanessa Perez-Cirera de WWF.
 
El informe, La naturaleza está contratando: Cómo las soluciones basadas en la naturaleza pueden impulsar la recuperación verde de empleos, confirma el potencial de las soluciones basadas en la naturaleza para proporcionar una recuperación económica intensiva en el trabajo y al mismo tiempo tener un efecto multiplicador en el logro los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Cuando entramos en 2020, la doble crisis mundial del clima y la pérdida de la naturaleza estaban a la vista del público como nunca antes. En cuestión de semanas, la pandemia de COVID-19 había desencadenado una tercera crisis, hundiendo a países de todo el mundo en una recesión mientras los gobiernos luchaban por detener la propagación del nuevo coronavirus y evitar que los sistemas de salud se saturen.

Esa tercera crisis, la perturbación económica y la pérdida de empleo que ha traído consigo, están aumentando aún más la desigualdad mundial y amenazando la prosperidad en todo el mundo. También está contribuyendo a las dos primeras crisis, ya que los esfuerzos para abordar el cambio climático pierden prioridad y las comunidades desesperadas se apoyan más en los sistemas naturales de los que dependen.

Estos sistemas naturales juegan un papel vital en el apoyo al empleo. Unos 1.200 millones de puestos de trabajo en sectores como la agricultura, la pesca, la silvicultura y el turismo dependen de la gestión eficaz y la sostenibilidad de ecosistemas saludables. La mitad del Producto Interno Bruto mundial depende, en mayor o menor grado, de la naturaleza. El estresar o destruir ecosistemas vitales tendrá enormes costos económicos, ambientales y sociales.

Las soluciones basadas en la naturaleza ofrecen la oportunidad de crear trabajos inmediatos “sin daños”, mientras que al mismo tiempo apoyan una transición hacia una economía más verde y rica en empleos. También permiten una mejor alineación e integración de los sectores de la agricultura y la energía con los objetivos económicos, laborales, sociales, climáticos y de biodiversidad. Las soluciones basadas en la naturaleza también brindan una manera de salvar la inmensa desconexión entre los residentes de áreas rurales y urbanas.

Sin embargo, siguen existiendo obstáculos y limitaciones para escalar y transmitir soluciones basadas en la naturaleza, y las condiciones generadas por la pandemia COVID-19 brindan una oportunidad única para lograr un progreso mucho más rápido en los siguientes habilitadores.

Aprovechamiento de las finanzas sostenibles

El estímulo planificado ante el COVID-19 y los paquetes de recuperación social y económica brindan una oportunidad enorme y única para una mayor financiación de las intervenciones que se basan o integran soluciones basadas en la naturaleza, especialmente debido a su alto potencial de creación de empleo, así como a su capacidad para absorber trabajadores de sectores que se han visto muy afectados por la pandemia.

Creemos que las inversiones en la recuperación económica y social de COVID-19 deben dirigirse a soluciones basadas en la naturaleza en áreas donde se ha demostrado que son efectivas y que generan oportunidades inmediatas de empleo e ingresos. Los ejemplos incluyen la restauración de ecosistemas continentales y costeros, la agrosilvicultura, la silvicultura urbana, la gestión de ecosistemas basada en la comunidad, los sistemas integrados de manglares y agricultura pesquera, el diseño de reservas marinas para mejorar la productividad a medio y largo plazo y la adaptación del ecosistema, entre otros.

Crear un entorno legal y normativo más propicio

La crisis actual también ha creado el espacio para introducir políticas que antes se consideraban inviables. Ya se ha señalado el gasto sin precedentes de muchos gobiernos. En el ámbito de la protección social, la expansión de las transferencias sociales y las prestaciones por desempleo tampoco tiene precedentes. Cada vez es más claro cómo la crisis de COVID-19 está vinculada y alimentada aún más por las crisis sociales y económicas que la precedieron, el espacio de políticas para implementar soluciones más integradas a lo que son crisis se ha ampliado.

Creemos que los legisladores deben promover diversas carteras de beneficios de ingresos basados en la naturaleza para las economías locales y nacionales. También deben garantizar la adopción y localización más amplia de los estándares de soluciones basadas en la naturaleza, como los Estándares globales de la UICN para soluciones basadas en la naturaleza y las Directrices de la OIT para una transición justa.

Impulsar la colaboración intersectorial

El COVID-19 también ha demostrado la naturaleza interrelacionada de muchos de los desafíos que enfrentamos y ha llevado a una mayor conciencia de que muchos problemas no se pueden resolver en un solo dominio. Esto crea oportunidades para una mejor colaboración entre los actores y las partes interesadas que anteriormente tendían a centrarse en un solo dominio, como la economía, el medio ambiente o el desarrollo social.

Las soluciones basadas en la naturaleza son, por su naturaleza, intervenciones interdisciplinarias e intersectoriales y requieren, pero también crean, un imperativo para la colaboración intersectorial. Es por eso que, estamos recomendando que los legisladores fomenten el uso de enfoques de soluciones basadas en la naturaleza relacionados con el agua y fomenten el uso de enfoques basados en el paisaje o en las cuencas hidrográficas.

Mejorando la base de conocimientos

Mejorar la base de conocimientos que sustentan las Soluciones Basadas en la Naturaleza también presenta una oportunidad para el estímulo relacionado con el COVID-19 en Investigación y Desarrollo (I + D). Esta mayor inversión en I + D también estimulará la creación de empleos en este sector y generará conocimientos para permitir una adopción más amplia de estas soluciones más sostenibles.

A medida que nuestros gobiernos responden a la pandemia de COVID-19, tenemos la oportunidad de rediseñar paquetes de estímulo que aprovechen las oportunidades para las personas, el clima y la naturaleza.

Ha habido señales prometedoras, pero, en general, la mayor parte del gasto a nivel nacional todavía se dirige hacia soluciones convencionales, con un impacto limitado en la sostenibilidad del empleo.

Confiamos en que las reuniones realizadas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial puedan abrir oportunidades para trabajar juntos hacia una adopción más amplia de Soluciones Basadas en la Naturaleza, dirigiéndonos hacia el cambio sistémico sostenido que requieren nuestros países y el planeta.

Maikel R. Lieuw-Kie-Song es especialista técnico de la OIT, Programa de inversiones intensivas en empleo
Vanessa Perez Cirera es la subdirectora global de clima y energía de WWF