Una nueva investigación pondrá a disposición información y datos prioritarios para la conservación del Bufeo en Bolivia

Posted on
14 septiembre 2021


  • Durante una expedición realizada por un equipo de 20 personas en el río Ichilo, (cabecera del Mamoré) en la Amazonía boliviana, se pusieron transmisores satelitales a cuatro bufeos bolivianos.
  • El estudio permitirá conocer los movimientos de los bufeos por un período de 6 meses a un año, para de esta manera complementar la información sobre sus vulnerabilidades y las amenazas, conocimiento fundamental para su conservación.
  • El bufeo boliviano (Inia boliviensis) es la única especie de mamífero totalmente acuático en Bolivia y es un excelente indicador de la calidad de los ecosistemas.
  • La campaña BUFEO: VIDA QUE FLUYE continuará difundiendo información desde distintas plataformas.
Santa Cruz, 14 de agosto de 2021.- Una expedición realizada por WWF y Faunagua, con el apoyo del Centro de Biodiversidad y Genética de la Universidad Mayor de San Simón, en el río Ichilo, límite entre los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz, contribuye a la investigación sobre movimientos del bufeo boliviano –una especie prioritaria para Bolivia y catalogada como vulnerable a la extinción en Bolivia, y como en peligro de extinción en toda la cuenca amazónica. El estudio se realizó a través de la colocación de “tags” (transmisores satelitales) a la aleta dorsal de cuatro bufeos, para la transmisión de su ubicación geográfica en tiempo real. Este monitoreo permitirá obtener más información sobre la especie en una zona que no ha sido monitoreada previamente.

El bufeo boliviano – Inia boliviensis – es el único mamífero totalmente acuático en Bolivia. Es el embajador y gran protector de los ríos y lagunas de la Amazonia en Bolivia. “Al asegurar su conservación, no solo protegemos ecosistemas completos y centenares de otras especies, sino también a las personas. El bufeo requiere agua limpia, suficiente alimento y un hábitat de calidad. Esto lo convierte en un excelente indicador de ecosistemas saludables y también de la degradación y contaminación de los sistemas acuáticos y ribereños”, mencionó Paul Van Damme, coordinador general del estudio. 

Hoy la especie enfrenta diversas amenazas. En 2009 fue clasificada como vulnerable a la extinción en Bolivia (Libro Rojo de la Fauna de Vertebrados de Bolivia) y en 2020 fue clasificada como en peligro de extinción por la UICN, debido principalmente a la disminución de la población de delfines de río en la Amazonía brasilera. En Bolivia, aún existen poblaciones saludables de bufeo, pero las amenazas van en aumento desde 2010. En general, la degradación y pérdida del hábitat acuático y ribereño representa una de las mayores amenazas para la especie. Estas amenazas se traducen en: sobrepesca, el uso ocasional de la especie como carnada, la mortandad ocasional en redes de pesca, el aumento de tráfico de embarcaciones, la contaminación por agroquímicos, hidrocarburos y mercurio, el desvío de los ríos, la construcción de represas mal planificadas, la deforestación, etc.

Con un equipo conformado por biólogos, veterinarios, comunicadores y pescadores de la región comprometidos con el medio ambiente, la expedición se realizó del 10 al 18 de julio de 2021, cubriendo la ruta sobre el río Ichilo, desde Puerto Villarroel hasta la boca del río Grande. El río Ichilo, parte de la cuenca del Amazonas, tiene una longitud de 370km y forma parte de uno de los afluentes del Río Mamoré. En este río, hogar del bufeo boliviano, la especie se ve amenazada principalmente por la degradación de los sistemas acuáticos, el incremento de la presión sobre el bufeo y su hábitat, el aumento del tráfico de embarcaciones y actividades pesqueras no reguladas. En la zona de estudio, se han estimado además impactos a largo plazo, producto de la construcción de las represas de Jirau y Santo Antonio en territorio brasilero que afectan a las poblaciones de bufeo, a través de la reducción de las presas debido a la interrupción de la migración de algunos peces.

Existen también señales muy alentadoras. “En el río Ichilo, se está trabajando con pescadores muy comprometidos con el medio ambiente, que quieren proteger al bufeo, pues lo consideran como parte integral del ecosistema acuático. Involucrarles activamente en el estudio ha permitido que sean más conscientes del rol que juega el bufeo en mantener el equilibrio ecológico del río Ichilo, que es el río que sostiene sus medios de vida. Los pescadores están ahora incursionando en un proyecto que permite monitorear el estado poblacional de la especie durante los siguientes años, utilizando celulares y una app en proceso de desarrollo. Los pescadores saben que el bufeo boliviano podría traerles beneficios económicos a través del turismo sostenible y responsable”, mencionó Van Damme.

Importancia del estudio

La Asociación Faunagua con el principal apoyo de WWF-Bolivia y diversas organizaciones a nivel sudamericano, entre ellas la iniciativa sudamericana de delfines de río– SARDI -, desarrolla desde 2006 una serie de actividades relacionadas a la investigación, protección del bufeo boliviano y la gestión responsable de los ecosistemas acuáticos. Más de una decena de expediciones a lo largo de los ríos bolivianos han permitido estandarizar métodos de conteo y mejorar el conocimiento de la distribución y estado poblacional de la especie, sumado a actividades de fortalecimiento de capacidades de comunidades locales y actores clave, apoyo a la gestión y protección del bufeo en diversas áreas protegidas, apoyo en el desarrollo de políticas de protección para el bufeo y sus ecosistemas, implementación de estrategias de educación ambiental, apoyo en la elaboración e implementación del Plan de Acción para la Conservación del bufeo, entre otros.

Este estudio permite monitorear los movimientos de los bufeos a través de transmisores satelitales. “Se estudian los desplazamientos de los bufeos colocando transmisores satelitales, provistos con antenas, en la aleta dorsal de los delfines. Estas antenas transmiten una señal a satélites ARGOS cada vez que el bufeo llega a la superficie para respirar. En esta oportunidad se han colocado transmisores a cuatro individuos, un macho y tres hembras”, mencionó Van Damme. “Se espera tener mayor conocimiento sobre los desplazamientos diarios de los cuatro individuos en el río Ichilo y conocer su vulnerabilidad y amenazas. Además, se aprovechó esta expedición para concientizar a los actores locales sobre la importancia de proteger esta especie. Al mismo tiempo, este estudio aporta al conocimiento del bufeo, desarrollando estudios sobre su posición trófica, y estudios sobre la bioacumulación de mercurio en sus tejidos.”, añadió Leslie Córdova, coordinadora técnica de la expedición.

Los resultados preliminares, tras 40 días de colocados los transmisores satelitales, muestran un amplio movimiento de parte de dos de los bufeos. “Un macho se ha desplazado a lo largo del río Ichilo y ha recorrido distancias de aproximadamente 95 km. Una de las hembras también se mueve bastante: ha entrado a los ríos tributarios Ibabo e Izeuta, además, ha recorrido una distancia de aproximadamente 110 km por el río Ichilo”, añade Van Damme.

“A pesar de que el bufeo es una de las especies de mamíferos a la que le hemos dedicado un esfuerzo importante durante muchos años, nuestro conocimiento sobre la especie es aún incompleto. Tenemos certeza que, si los bufeos están bien, las personas que dependen de los ecosistemas en los que viven los bufeos también estarán bien. Es por ello que para WWF apoyar y contribuir en procesos de generación de información científica es fundamental para respaldar la toma de decisiones de conservación y protección de la especie basadas en la ciencia”, mencionó Lila Sainz, Responsable de Vida Silvestre en WWF Bolivia.

Los resultados obtenidos de este estudio, producto de una colaboración entre FAUNAGUA, WWF-Bolivia y el Centro de Biodiversidad y Genética (UMSS) y que está en el marco de la Ley del Bufeo (Ley No. 284) promulgada el año 2016, y el II Plan para la Conservación del Bufeo boliviano (2020-2025), aprobado en 2020, serán fundamentales para identificar prioridades de investigación y conservación de la especie. “Dada su vulnerabilidad, se recalca la importancia no solo de continuar con las investigaciones sobre su biología, ecología, patrones de movimientos, entre otros, sino incorporar en estos procesos tecnologías como los transmisores satelitales, estaciones meteorológicas, apps para celulares, etc., que nos permitan optimizar el uso de recursos para un conocimiento integrado de todos los factores que influyen en el estado de conservación de los ecosistemas acuáticos en beneficio de todos”, añadió Sainz. 

Con el slogan BUFEO: VIDA QUE FLUYE, WWF y Faunagua publicarán periódicamente los resultados y hallazgos del estudio, al igual que mayor información sobre el proceso de investigación y los movimientos de los bufeos, con el propósito de dar a conocer a la población del país más sobre esta emblemática especie. La información estará disponible en los sitios web: www.faunagua.org y www.wwfbolivia.org
 
Para más información:
Andrea Cabrera, Coordinadora de Comunicación y Marketing en WWF Bolivia
acabrera@wwfbolivia.org
Silvana Saavedra, Responsable de Comunicación en FAUNAGUA
silvana.saavedrarodriguez@gmail.co